Cómo hacer/diseñar un plan financiero

By Leave a comment

Una de las tareas más importantes que debes cumplir como empresario, es poder mantener el control de tus finanzas.

No obstante, muchos empresarios pierden el enfoque y no realizan las tareas básicas para mantener la limpieza financiera y como un efecto dominó terminan perdiendo el control de la empresa y su tranquilidad. Es por eso que hoy queremos compartir cómo hacer/diseñar un plan financiero paso a paso.

Qué es un plan financiero

El plan financiero es una de las secciones más importantes del plan de negocios. En la sección financiera se justifica el negocio con buenas cifras en el balance final. Toda empresa que quiera ganar inversores o conseguir préstamos bancarios debe tener un sólido plan financiero.

Incluso si no necesitas préstamo o inversiones, tener un plan financiero prevé el éxito para dirigir tu negocio.

Linda Pinson, especialista en planes de negocios para Windows y administración de software en general, señala que el plan financiero es importante porque revela si el negocio será viable o si estás perdiendo tiempo y dinero.

A continuación compartimos cuáles son los componentes y los pasos a seguir para armar un plan financiero sólido, que funcione no solo para para obtener financiamiento, sino también para administrar mejor tu negocio.

Componentes del plan financiero

La sección financiera se compone de tres estados financieros: el estado de resultados, la proyección del flujo de efectivo y el balance y una breve explicación / análisis de estos tres estados.

Compartimos lo que significan cada uno de los tres estados, pero antes de comenzar, debes reunir los datos financieros que necesitarás, incluidos todos los gastos.

Haciendo el balance de gastos

Los gastos de tu empresa deben clasificarse en dos categorías de costos: gastos de puesta en marcha y gastos de funcionamiento. Los costos que ponen la empresa en funcionamiento deben considerarse gastos de inicio. Estos gastos pueden incluir:

  • Cuotas de registro de empresas.
  • Licencias y permisos de negocios.
  • Inventario inicial.
  • Depósitos de alquiler.
  • Pagos iniciales de propiedad.
  • Pagos iniciales de equipos.
  • Honorarios de configuración de servicios públicos.

Estos son solo ejemplos, la idea es que crees tu propia lista de gastos de inicio. Por otro lado, los gastos operativos son los costos de mantener su negocio funcionando. Como por ejemplo estos gastos mensuales:

  • Salarios (incluido el tuyo).
  • Pagos de alquiler o hipoteca.
  • Gastos de telecomunicaciones.
  • Utilidades.
  • Materias primas.
  • Almacenamiento.
  • Distribución.
  • Promoción.
  • Pagos de préstamos.
  • Material de oficina.
  • Mantenimiento.

Crea tu propia lista de gastos operativos y de esa manera se reflejará el costo mensual. Multiplica ese número por 6 y tendrás un estimado de seis meses de gastos operativos.

Y si agregas esta cantidad a su lista total de gastos de inicio, tendrás una cifra aproximada para tus costos iniciales completos. Ahora bien, para armar el plan de finanzas, debes contar con los siguientes componentes.

La cuenta de resultados

Los resultados son uno de los tres estados que deben aparecer en tu plan financiero. Muestra tus ingresos, gastos y ganancias durante un período en particular y de esa manera revela si el negocio es rentable o no.

Utiliza la fórmula Ingresos – Gastos = Ganancia / Pérdida. Para los propósitos del plan de negocios, se debe generar una declaración de ingresos mensualmente durante el primer año.

La proyección de flujo de efectivo

Este componente muestra cómo se espera que el efectivo entre y salga de tu negocio. Es un importante indicador para la administración del flujo de efectivo, porque revela cuándo tus gastos son demasiado altos o es posible que necesites una inversión a corto plazo para lidiar con un superávit de flujo de efectivo.

En síntesis, la proyección de flujo de efectivo mostrará cuánta inversión de capital necesita tu idea de negocios.

Pero no confundas la proyección de flujo de efectivo con el estado de flujo de efectivo. El estado de flujo de efectivo describe el flujo de efectivo que ha ocurrido en el pasado. Mientras que la proyección de flujo de efectivo muestra y anticipa el efectivo que se generará o gastará durante un período elegido en el futuro.

La hoja de balances

Es el componente que informa el valor neto de tu negocio en un momento determinado. Resume los datos financieros en tres categorías: activos, pasivos y patrimonio.

Activos: objetos tangibles de valor financiero que son propiedad de la empresa.

Pasivos: deudas contraída con un acreedor de la compañía.

Patrimonio: la diferencia neta cuando los  pasivos totales se restan de los activos totales.

Todas las cuentas en tu libro mayor general se clasifican como un activo, un pasivo o patrimonio. La relación entre ellos se expresa en esta ecuación: Activos = Pasivos + Patrimonio. Estos balances se presentan por lo general una vez al año.

Pasos para hacer/diseñar un plan financiero

Compartimos seis pasos para diseñar un plan financiero estable.

Revisa tu plan estratégico

La planificación financiera comienza con un plan estratégico. Aquí debe reflejarse lo que quieres lograr a largo plazo y el impacto financiero en los próximos 12 meses, incluido el gasto en proyectos importantes como la compra de equipos o el rediseño de un sitio web.

Desarrolla proyecciones financieras

Crea proyecciones financieras mensuales registrando tus ingresos anticipados según las previsiones de ventas y los gastos anticipados de mano de obra, suministros, gastos generales, etc. Luego agrega los costos de los proyectos.

Organiza la financiación

Usa tus proyecciones financieras para organizar tus necesidades de financiación. Discute las opciones con tus socios financieros con anticipación.

Las proyecciones bien preparadas ayudarán a tranquilizar a los bancos de que tu gestión financiera es sólida.

Plan de contingencias

Tu planificación financiera debe incluir un plan de contingencia, es decir, una reserva de efectivo o espacio en tu línea de crédito en caso de que tus finanzas se deterioren repentinamente.

Monitoreo

Monitorea a lo largo del año la información financiera comparando los resultados reales con tus proyecciones para ver si cumples con los objetivos o si necesitas un ajuste.

Así, puedes detectar problemas antes de que todo se salga de control.

Solicita ayuda

Por último, si no tienes experiencia, solicita la ayuda de un experto para armar tu plan financiero de manera sólida y confiable.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.