Administración de proyectos inmobiliarios

By Proyectos Leave a comment

La gestión de proyectos es una metodología que nació con los proyectos de construcción, a fin de garantizar los cronogramas, los costos y especificaciones.

Pero pronto se descubrió que estas metodologías podían ser aplicadas a todas las industrias, desde las de fabricación hasta las de tecnología. Y ahora mismo, puedes aplicar técnicas de administración de proyectos al sector inmobiliario, te explicamos cómo.

La administración de proyectos es el arte de configurar todos los componentes de un proyecto para que funcionen en sincronía. Un proyecto inmobiliario se diferencia de cualquier otro dominio en términos de la cantidad de componentes diferentes que involucra.

Para que el proyecto llegue a feliz término, deben administrarse cada uno de los componentes con madurez y eficiencia. Veamos cómo se pueden administrar los componentes de un proyecto inmobiliario.

Costos

La forma más sencilla de estimar los costos es dividir el proyecto en tareas. En un proyecto inmobiliario, el costo de construcción es solo una fracción del costo total del proyecto, puesto que se incluyen costos de diseño, costos de licitación, costos de aprobación y costos de control.

Al mapear los costos básicos, también es importante que un gerente de proyecto tenga en cuenta los costos conjuntos involucrados. Se debe tener en cuenta un factor de asignación para la bifurcación de costos para obtener estimaciones precisas.

Diseño

El diseño de un proyecto inmobiliario incluye el diseño inicial, el diseño maestro y los planos de diseño de detalle. El diseño orienta el alcance del trabajo; y a su vez, el alcance determina los elementos y las cantidades de trabajo se asignan.

Aunque matemáticamente a menudo las estimaciones de costos se basan en mediciones físicas como el área del piso, el volumen o la longitud, se observa que los costos no siempre varían linealmente. En esto inciden las economías de escala y las deseconomías.

Lapsos de finalización

Un administrador de proyecto debe tener en cuenta que un proyecto de construcción tiene un lapso de 3 a 4 años de finalización. Para resultados precisos se deben medir los índices de costos agregarse a un índice de precios que se puede seguir con base en datos históricos.

Teniendo en cuenta además los índices de inflación, así como los flujos de efectivo. Esto ayuda a determinar la cantidad de dinero que se gastaría durante un cierto período de tiempo.

Calcular el porcentaje de trabajo realizado

Para calcular el porcentaje de trabajo realizado, el administrador no debe enfocarse en el costo incurrido (como sucede con otras metodologías aplicadas de gestión de proyectos), sino teniendo en cuenta el trabajo terminado hasta la fecha y el valor total del trabajo a completar; a esto se le denomina gestión del valor ganado.

Es un proceso sistemático que se utiliza para encontrar variaciones en proyectos al comparar el trabajo realizado y el trabajo planificado.

Cuando los proyectos inmobiliarios siguen técnicas efectivas de administración de proyectos, es más probable que lleguen a tiempo y dentro del presupuesto. Pues las metodologías sólidas  brindan a los equipos más flexibilidad, lo que aumenta la probabilidad de éxito.

Leave a Reply

Your email address will not be published.